Industrias

Legales

La traducción legal requiere conocimientos específicos: todo texto en este tipo de documentos debe ser exacto y no dar lugar a ambigüedades. Un documento legal mal traducido puede provocar confusión, frustración, demoras y un alto costo.

Es por eso que, para tranquilidad de nuestros clientes, sólo empleamos traductores competentes para traducir documentos legales.

Ya sea que necesite la traducción de un contrato, una citación o una demanda, o una transcripción de audio relativa a una prueba, puede estar seguro que el documento traducido será totalmente exacto.

La confidencialidad de la información de nuestros clientes es muy importante para nosotros, por lo que todos los documentos que pasan por nuestras manos son sometidos a una estricta política de privacidad. Con este nivel de servicio, muchos clientes nos confían sus documentos y recurren a nosotros una y otra vez.